FORMAS SONORAS DE LA RADIO Y SU RELACIÓN CON LA SOSTENIBILIDAD SOCIAL

formas sonoras

RESUMEN

El lenguaje radiofónico presenta en sus representaciones, la expresividad, más allá del significado o la información, pues la radio al ser un medio de comunicación oral, se ve inmerso en un escenario regido por las formas sonoras que acompañan las palabras. Estas a la vez repercuten en los modos en que los actores sociales se ven representados, siendo estos la base en que se fundamente la sostenibilidad social de la radio

Palabras claves: Lenguaje Radiofónico, Formas Sonoras, Sostenibilidad Social

ABSTRAC

The radio language presents in its representations, the expressiveness, beyond the meaning or the information, because the radio being a means of oral communication, is immersed in a scenario governed by the sound forms that accompany the words. These, in turn, have an impact on the ways in which social actors are represented, and these are the basis on which the social sustainability of the radio is based.

Keywords: Radiophonic Language, Sound Forms, Social Sustainability

1.El lenguaje radiofónico

La radio como medio de comunicación es transmisor del lenguaje hablado, y debe su denominación de lenguaje a la presencia de reglas y disposición de códigos de expresión que estructuran sus discursos. Estos códigos de expresión han pasado por un proceso evolutivo que va desde la invención de la radio, concebida como la extensión de la voz humana, hasta la era actual de la información, desarrollada dentro de la aldea global (situación en tiempo real y de anulación de distancias), donde sobresale o resalta por su naturaleza oral, y sus formas más que sus estructuras. 

“El perfeccionamiento de la técnica no sería suficiente para hacer de él un verdadero lenguaje si no hubiera realizado poco a poco un inventario de la naturaleza misma de los sonidos que transmite (voz, ruidos y música), de su propio valor y del valor de su mezcla, de la funcionalidad de sus relaciones y de la eficacia de su utilización. Se convirtió en un lenguaje auténtico al definir así empíricamente su gramática y su sintaxis”. (Fuzellier, E. 1965)

En la radio, al igual que en otros medios de comunicación, confluyen las condiciones necesarias para hacer de la comunicación un escenario real, un ambiente propicio para el desarrollo de las formas sonoras, porque tiene un lenguaje y un código determinados que sirven para construir toda una mixtura de mensajes enlazados al sonido, que llegan a los oídos de los interlocutores a través de los distintos instrumentos receptores.

Además, conviven dos modos que indefectiblemente obligan a diferenciar entre la narración espontánea y la narración que concierne a la lectura o interpretación de un texto. Cada una de estas variantes constituye un entorno comunicativo distinto, y se rige por normas delimitadas y específicas, básicamente concreta una característica expresiva propia y sobrelleva una relación al margen de la creatividad diferenciada.

Xosé Soengas, por ejemplo, considera acertadamente sobre los distintos modos diferenciados del lenguaje radiofónico, que los niveles de exigencia y las reglas son muy diferentes en cada caso. “No todas las intervenciones radiofónicas están sometidas a un control previo, porque en la radio tiene una presencia importante la improvisación, tanto la natural como la preparada. La improvisación elaborada se apoya en un esquema orientativo que sirve de guía o de hilo conductor. En ese caso es fácil establecer unas pautas narrativas concretas que definen las líneas de actuación posteriores y permiten orientar los contenidos. En cambio, en la improvisación natural o espontánea no es posible predeterminar argumentos, ni diseñar la evolución de los personajes con anterioridad”.

Por otro lado, dentro de la concepción del lenguaje radiofónico debemos considerar el modo informativo caracterizado principalmente por el periodismo y la noticia.

Han sido casi siempre profesionales del periodismo radiofónico o investigadores de la radio como un medio de información periodística quienes han defendido esta reducida capacidad expresiva del lenguaje radiofónico como un simple sistema semiótico de la palabra. Bajo la etiqueta o denominación de “lenguaje radiofónico”, solo hemos visto una gran preocupación por el estudio de la redacción informativa específica para este medio: “número de palabras por minuto”, “improvisación verbal”, “sintaxis simple”, “número de palabras por frase”, “pausas” … Desde esta perspectiva, el estudio del lenguaje radiofónico sólo ha sido el estudio de la adecuación y tratamiento específico del universo significativo de la palabra en la radio, con el objetivo de estructurar mejor algunas de las rutinas de producción del periodista en el proceso de construcción de la noticia. (Armand Balsebre,1994)

Como medio de comunicación, la radio, demanda un estilo de transmisión especifico. La acción de hablar logra su máxima expresión, por lo que es primordial para el periodista radiofónico controlar la voz, ya que es esta su principal herramienta de trabajo. Por ello es necesaria una buena pronunciación (vocalización y leer con claridad) para no desplomarse en faltas de tipo lingüístico y se comprenda de esta forma bien el mensaje que se anhela comunicar.

2.Componentes del lenguaje radiofónico, del sonido al silencio

 Podemos definir al lenguaje radiofónico como el conjunto de representaciones sonoras y no sonoras que forman distintos sistemas técnico-expresivos que son determinados por el proceso de percepción de los radioyentes, principalmente a través de la capacidad de escucha y la imaginación.

Son cuatro los componentes que caracterizan al lenguaje radiofónico. La voz aporta la carga dramática de un texto o la palabra y conceptualiza la imagen, los efectos sonoros describen el ambiente o contexto físico en que se desarrolla una situación, la música por excelencia transmite el sentimiento deseado o las sensaciones requeridas, por último y no por ello menos importante tenemos al silencio, que determina indiscutiblemente el valor que se pretende alcanzar.

Armand Balsebre considera también estos cuatro elementos del lenguaje radiofónico, con una precisión que distingue lo humano de lo artificial, “la   voz (o el lenguaje de los humanos), la música (o el lenguaje de las sensaciones), los efectos sonoros (o el lenguaje de las cosas) y el silencio.

Aunque resulte un poco extraño el silencio es de gran importancia en un medio como la radio donde solo lo que suena existe, pero el silencio tiene tambien significado y aporta valor a las situaciones cuando es bien utilizado de acuerdo al control de los tiempos en que se expone a comparación del sonido, por ejemplo, en momento de constante uso del sonido un instante de silencio atrae la atención del oyente o en un diálogo pude significar un momento de reflexión sorpresa o duda.

En el proceso creativo la voz o la palabra es de los cuatro componentes del lenguaje radiofónico, la que, sin duda, domina porque a diferencia de los otros sistemas se presenta como una complementariedad a la acción y no como un aprovechamiento de sus recursos expresivos. Así, la música, los efectos sonoros y el silencio se terminan por convertirse en simples elementos que asisten al lenguaje verbal.

Sin embargo, no todos los formatos que se encuentran en la programación radiofónica muestran un mismo nivel de intervención de la palabra. Estos se nutren de los sistemas más apropiados para cumplir con los objetivos propuestos, es decir, un programa musical debe valorar la presencia de la música por encima de la de la palabra, mientras que en un informativo el discurso verbal será el que predominará. Pero pese a estas tendencias, que podrían denominarse generales, una audición de análisis muestra que los índices de intervención de los sistemas no verbales son mínimos y, cuando intervienen, la estandarización se convierte en la norma. (Juan José Perona Páez, 2006).

3.El habla como narrativa

El habla acepta diversos reconocimientos dentro de la radio, pero existen dos fundamentales: el discurso preparado y el discurso improvisado. Uno y otro tienen una relación directa con las representaciones textuales y con los escritos literales mencionados anteriormente. Sin embargo, ninguno de los dos es más trascendental que el otro, simplemente porque poseen peculiaridades diferentes que responden a condiciones distintas.

Es real que la utilización de un discurso improvisado beneficia la naturalidad y la creatividad, es decir la espontaneidad, pero como contrapeso, muchas veces, carece de ideas interesantes y se asienta en atribuciones curiosas que no contribuyen datos principales. A diferencia, el discurso preparado se rige por modelos preconcebidos que limitan las creaciones espontáneas, pero afirman un contenido distinguido que va de la mano con los objetivos del programa con lo que se pretende lograr, sin improvisaciones que modifiquen lo advertido.

La palabra y el lenguaje articulado en si cumple con las siguientes funciones enunciativa o expositiva: transmite información sin ningún grado de connotación. Descriptiva: describe escenarios y personajes. Narrativa: relata sucesos o acciones que se producen en un tiempo y espacio.  Expresiva: transmite, manifiesta o exterioriza estados de ánimo. Argumentativa: se utiliza para defender una idea u opinión que conlleva un proceso de razonamiento. Programática: transmite sensación de unidad entre las partes, de enlace o transición, de continuidad de contenidos y formas (martínez-costa y díez unzueta, 2005)

Xosé Soengas, destaca también las funciones del habla del lenguaje radiofónico sustentando que hay una serie de características predominantes que son decisivas a la hora de construir un relato sonoro. Se trata de las funciones básicas del lenguaje verbal, las que dan significado a las diferentes situaciones comunicativas que reflejan la esencia, los roles y los estados de ánimo de los personajes que intervienen en un relato radiofónico. Cada una de esas funciones básicas responde a una razón específica, y ayuda a crear un contexto concreto y una escena determinada. Son las siguientes: interrogativa (directa e indirecta), aseverativa (y por oposición dubitativa), imperativa (imperativo rotundo e imperativo desiderativo), exclamativa, enunciativa y reflexiva. Es importante analizar cada una para comprender su significado.

4.Formas sonoras de la radio y su relación con la sostenibilidad social

La forma con que el emisor expresa un determinado mensaje en un programa radial es resultado muchas veces de la condición necesaria hacia quién va dirigida dicha comunicación.

En distintos estudios hechos en nuestro país y en Latinoamérica respecto a la incidencia de la radio en su público objetivo, se ha descubierto ciertas características relacionadas al compartimiento de un código común, manejado muchas veces, por no decir siempre, mediante el reconocimiento de las formas sonoras que caracterizan al determinado grupo, pues es así que una forma de identificación.

Sin embargo, la sostenibilidad social de la radio abarca mucho más que el respaldo que recibe de quienes sintonizan su programación, pues esta va de la mano con el grado de participación que los radioyentes tienen con las mismas y para las mismas.

Es por eso cierto que ningún proceso de comunicación comunitario puede ser sostenible si no cuenta con el apoyo de la comunidad, porque es ella donde radica razón de ser de un objetivo comunitario, y si no la representa en su programación y en su política informativa.

La sostenibilidad social tiene que ver con aspectos organizativos, culturales y lingüísticos, que son parte inherente a la apropiación del proceso comunicacional. Una experiencia de comunicación comunitaria se legitima cuando su proyecto político comunicacional representa las aspiraciones de su audiencia. Su vinculación con los actores sociales es lo que garantiza su permanencia en el tiempo y su consolidación. ( Gumucio. A, 2004)

Pero qué hay de ver en las formas sonoras y la sostenibilidad social de una radio que escape más allá del lado económico o comercial si a la programación musical se refiere. Pues un mensaje intencionado a contribuir e incidir en la vida de una comunidad conoce las formas en que deben utilizarse el lenguaje radiofónico para lograr alcanzar los objetivos de una determinada comunidad. Las formas sonoras en este caso no son más que un estilo inclusivo que pretende llegar a través de la imaginación con un mensaje que no solo distrae o entretiene sino educa e informa.

Muchas experiencias de medios comunitarios han fracasado debido a su falta de articulación con los actores sociales a los que debía representar. En la medida en que las voces de la comunidad dejan de expresarse a través del medio comunitario, se produce un alejamiento ideológico entre el medio y sus actores. El proceso de apropiación social del medio queda mermado e interrumpido. El proyecto político comunicacional se hace ajeno a las aspiraciones comunitarias. La pertinencia cultural y lingüística es otro de los factores que contribuyen a la sostenibilidad social de los proyectos político-comunicacionales comunitarios. Un medio de comunicación alternativo, ciudadano y comunitario no puede sino expresar la cultura –en el sentido más amplio- que corresponde al universo humano en el que se desarrolla. ( Gumucio. A, 2004)

Un ejemplo y a la vez prueba definitivas de la sostenibilidad social, que cita Alfonso gumusio  es la defensa que asumen las comunidades, a riesgo de sus propias vidas, hacen de sus medios comunitarios en momentos en que se ciernen amenazas sobre ellos. En 1980, se produjo en Bolivia ungolpe militar y la dictadura cerró todos los medios de información de las ciudades. Elejército avanzó hacia los centros mineros para asaltar las emisoras que seguían funcionando, y encontró la resistencia de los trabajadores, de las mujeres e incluso de los campesinos de zonas vecinas, que armados de cachorros de dinamita, palos y piedras, rodearon Radio Animas, Radio La Voz del Minero, Radio Nacional de Huanuni, y otras, para defenderlas. Algo similar a lo que sucedió en Nicaragua en 1997 cuando los pobladores de los barrios pobres de Managua rodearon Radio La Primerísima con palos, piedras y armas de fuego, para defenderla de las amenazas de ocupación.

5.Conclusiones

 El lenguaje radiofónico está representado por dos componentes esenciales, el sonido y el silencio dentro de los cuales podemos destacar el origen natural y humano del sonido como el artificial de los efectos sonoros

Estos a su vez se manifiestan a través de formas sonoras ligadas a la expresividad considerando entre sus características de principal importancia la palabra hablada que es la columna vertebral del lenguaje radiofónico pues se podría considerar a los componentes (música, efectos de sonido, silencio) como meras compañías.

 La forma en que se expresa la palabra y en que se usan las formas sonoras repercuten en la representación de los actores sociales que son el sostén para la supervivencia de una radio y de ahí su importancia para considerar al sonido como parte fundamental de la sostenibilidad social de un proceso comunitario.

 

5.BIBLIOGRAFÍA

Balsebre, A. (1994): El lenguaje radiofónico. Edt. Cátedra. Universidad Autónoma de Barcelona

Fuzellier, E. (1965) El lenguaje Radiofonico, Paris: IDHEC

Gumucio, A. (2004). Arte de equilibristas: la sostenibilidad de los medios de comunicación comunitarios. 

MARTÍNEZ-COSTA, M.P. y DÍEZ UNZUETA, J.R. (2005): Lenguaje, géneros y programas de radio. Introducción a la narrativa radiofónica, Eunsa, Pamplona

 

6.ANEXOS

A)ANÁLISIS DEL LENGUAJE RADIOFÓNICO 

 

B)CARACTERÍSTICAS DEL LENGUAJE RADIOFÓNICO

 

 

 

Anuncios

EL SENTIDO DE LA RADIO

foto dosier 1

RESUMEN

La radio es un medio de comunicación que, por sus características y funciones, tiene la capacidad de crear modos de pensar,  actuar, juzgar,  vivir, etcétera. Es decir, fidelizan un código de comportamiento común en los receptores del mensaje emitido, creando una verdad, un razonamiento lógico, un sentido social habitual del porqué de las cosas.

Este sentido creado es necesario en el desarrollo de una sociedad. Sin embargo, puede usarse contra él cuando se concentra en grupos de poder económico o político, manipulando los constructos para un dominio puramente estructural.

Palabras claves: Radio, Sentido, Sociedad.

ABSTRACT

Radio is a means of communication that, because of its characteristics and functions, has the capacity to create ways of thinking, acting, judging, living, etc. That is, they fidelize a common code of conduct in the recipients of the message issued, creating a truth, a logical reasoning, a common social meaning of the why of things.

This created sense is necessary in the development of a society. However, it can be used against it when it is concentrated in groups of economic or political power, manipulating the constructs for a purely structural domain.

Keywords: Radio, Sense, Society.

 INTRODUCCIÓN

Nuestra realidad actual es beneficiaria, victima, y cómplice del sentido social creado por los medios de comunicación, entre ellos la radio. Este medio tiene múltiples características que lo distinguen de otras tecnologías de comunicación: la forma personal de llegar a su público, por ejemplo, y el uso de la imaginación en la trasmisión de un mensaje. Por eso en el siguiente artículo analizaremos las implicancias que presenta la radio en la creación de sentido, de sus actores principales y las consecuencias y posibilidades que estas pueden generar.

LA RADIO Y SUS IMPLICANCIAS SOCIALES

La radio es un medio de difusión masiva que otorga un mayor sentido de pertenencia y participación a su audiencia, y tiene a comparación de otros medios como la televisión, la posibilidad de llegar al público de forma personal. Su alcance abarca todas las clases sociales.

Una característica importante de la radio es que puede convertirse en un ente con capacidad de cambio y construcción social, a diferencia de otros medios de comunicación, porque no necesita de presupuestos elevados para alcanzar un público, debido a dicho factor económico presenta también una audiencia potencial. Es un medio selectivo y manejable, debido a que su audiencia no es saturada por contenidos publicitarios, además por el fácil acceso del público a la radio se le suele considerar como el único medio que interactúa con receptores de bajo y alto nivel cultural.

Sobre las peculiaridades de la radio Miguel Ortiz (1996) señala que la radio presenta una serie de características expresivas diferenciales respecto a otros medios de comunicación. Al ser la radio un medio y a la vez espacio de comunicación horizontal, la relación entre comunicadores (que son parte de las comunidades) y los ciudadanos, definen y moldean los contenidos, la estructura, el lenguaje y las estéticas radiofónicas.

Un aspecto importante en la comunicación radial y en otras formas de comunicación masiva es que el mensaje emitido jamás está exento de significado el cual se construye en base a un ámbito intersubjetivo social y a subjetividades personales. Quiere decir entonces que la creación de un conjunto de palabras dirigidas hacia un determinado público posee una intención, no va siempre dela mano o es coincidente su forma de pensar, sino remplaza el pensamiento con un significado asertivo que le da la razón al medio representante de la colectividad, por eso decimos que la radio es constructora del sentido.

En las dinámicas comunicacionales se encuentran también los elementos que conforman el lenguaje radiofónico: la palabra, la música, los efectos sonoros y el silencio. Más allá de los contenidos, cada uno de los elementos y su integración comunican, es decir, contribuyen a generar significados en las personas. Rodero sostiene que la “significación viene determinada por el conjunto de recursos técnico-expresivos de la reproducción sonora y el conjunto de factores que caracterizan el proceso de percepción sonora e imaginativo-visual de los radioyentes” (2005:44).

Al referirnos a la radio y sus implicancias sociales es menester nombrar a las radios comunitarias pueden y su potencialidad para contribuir a la construcción de una ciudadanía social

y política, de un sentido común a través de la razón y la socialización, debido a que sus planteamientos de comunicación, centradas en la intervención de las comunidades sobre sus problemáticas e intereses de cambio social y desarrollo, relacionadas al ejercicio de derechos ciudadanos. Las radios comunitarias contribuyen a desarrollar o fortalecer algunas las dimensiones de la identidad cultural y cívica por la valoración, información y práctica de los deberes y derechos.

EL PRIMER SENTIDO DE LA RADIO

La idea de pensar que la radio, como medio de comunicación, permite la construcción de sentido social, es producto del supuesto que indica, que los sentidos se construyen, por lo tanto, no son dados para siempre, sino, están expuestos al cambio, la cuestión, la manipulación y otros elementos de interacción. El comportamiento o actitud frente a cualquier circunstancia es catalogado muchas veces como sentido de acción, que va acorde a lo permitido o prohibido en una sociedad, lo bueno o lo malo, lo honrado o lo indignante.

Las representaciones sociales permiten a los sujetos decodificar, interpretar, actuar en uno u otro sentido respecto a la realidad en la cual están inscritos. Dichas representaciones incluyen: “las formas de acción, los juicios, las emociones y las valoraciones personales de las personas que en tanto configuraciones culturales y políticas permiten informarnos sobre cómo es vivida la ciudadanía, por los propios sujetos, es decir, las y los ciudadanos” (Villarroel, Brito & De Armas, 2004, p. 181).

Ante ello podemos afirmar que la radio como medio de comunicación masivo influye de manera determinante en la formación del constructo social por consiguiente en su cultura, historia, y destino.

Florencia Saintout, en un artículo publicado sobre democracia y comunicación, explica el lugar privilegiado que ocupan los medios como la radio en la construcción del sentido social, porque no son cualquier empresa, sino que son empresas cuya materia específica es la materia significante, es decir, la producción de significados: “producen sentido. No producen automóviles, no producen zapatos, no trabajan con petróleo, sino que producen sentido. A través de mecanismos de focalización; deshistorización y rehistorización; de descontextualización o recontextualización, los medios construyen lo que se llama la información sobre la realidad”. Se puede deducir entonces que lo que informa la radio, en cristiano, es la verdad a través del sentido común.

Por supuesto que el poder que tiene la radio en la construcción del sentido no es negativo, siempre y cuando no esté supeditada a la clase de poder dominante, pues el sentido social, también implica que las personas hagan uso del sentido común, aprendan a escuchar, actuar con racionalidad y tener la mente dispuesta para la adaptación y uso de las diferentes innovaciones en pro del fortalecimiento del pluralismo.

La información emitida por las radios permite a los radioyentes que interactúan con ella, conocerse y conocer su entorno, establecer su vida personal y participar en la vida pública y la vida política, por eso la radio es el principal medio que guarda un lazo de confianza emisor- receptor por excelencia.

Las representaciones sociales transmiten relaciones de poder, lo mismo que las instituciones de una comunidad política o de un estado, que reproducen las representaciones sociales y con ellas los valores sobre los que se han constituido. Así, el tema de los valores adquiere gran importancia en el estudio de la ciudadanía. Además de convertirse en herramienta analítica de primer orden para la comprensión y explicación de las dinámicas socioculturales, la teoría de las representaciones sociales resulta de gran utilidad al momento de analizar la cualidad diferenciada del sistema de valores y normas de conductas subyacentes en cada contexto ideológico–político. El estudio de las representaciones sociales permite conocer, “por un lado, lo que piensa la gente y cómo llega a pensar así, y por otro lado, la manera en que los individuos conjuntamente construyen su realidad y, al hacerlo, se construyen a sí mismos” (Banchs et al., 2007, p. 63).

En esta construcción de sentido, la radio impone su lógica en la constitución de la realidad. Convirtiéndose   en el escenario perfecto para mediar entre las entidades del estado (poder) y los ciudadanos (deber).

Por otra parte, cabe resaltar el papel que cumple el periodismo radial a comparación del entretenimiento o el deporte, mucho más cuando forma parte de una red extensa con presencia a nivel nacional o internacional, porque la radio tiene esa capacidad de unir distancias

El periodismo produce las noticias que construyen una parte de la realidad social y que posibilitan a los individuos conocer el mundo al que no pueden acceder de manera directa.” (Stella Martini, Periodismo, Noticia y Noticiabilidad, Ed. Gedessa, 2000)

CONCLUSIONES

La radio es un espacio de construcción social, de creación de sentido y razonamiento general, donde se expresan identidades culturales, a través de la información, del intercambio de mensajes(participación), entretenimiento. Además, con gran capacidad para fortalecer los vínculos ciudadanos a través del dialogo, promover el dialogo y la integración.

Como medio de comunicación ofrece también el escenario adecuado para mediar entre las políticas de estado y las necesidades de los ciudadanos.

La radio como medio de comunicación masivo y por el lugar privilegiado que ocupa en la colectividad, participa en la formación del constructo social, del sentido, factores determinantes del desarrollo de la historia y destino de una sociedad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Banchs, Ma. A., Agudo, Á. & Astorga, L. (2007). Imaginarios, representaciones y memoria social. En Arruda, A. & De Alba, M. (Coords.). Espacios imaginarios y representaciones sociales. Aportes desde Latinoamérica. México: Anthropos, 47–95.

Ovelar, N. (2008). Una aproximación empírica a significado y representaciones sociales sobre ciudadanía. Caso: Estudiantes de educación UCV.EUS (Región Capital) 2005–1. Investigaciones y Posgrado 23 (1).

Ortiz, Miguel

(1996) “técnicas de comunicación en radio. La realización radiofónica”. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica.

Ivanoei carrasco                                                                                                                                 La construcción de ciudadanía social en comunidades rurales andinas del Perú a partir del trabajo de las radios comunitarias.

Florencia Saintout                                                                                                                                  Los medios y la disputa por la construcción de sentido.

dosier 2 va

ANEXOS

DEMOCRACIA Y COMUNICACIÓN

CONSTRUCCIÓN DE LA REALIDAD

¿QUÉ ES LA CONSTRUCCIÓN DEL SENTIDO?

LA RADIO POR DENTRO Y POR FUERA

LA RADIO, INFLUENCIA SOCIAL Y CONSTRUCCIÓN CULTURAL

LA RADIO EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

LA RADIO Y SU IMPACTO EN LA SOCIEDAD

EFECTOS MUSICALES

ALTO RIESGO.

SITUACIÓN: PARA EXPRESAR ALMA ANTE UNA SITUACIÓN PELIGROSA QUE SE AVECINA

MÉTODO: EFECTO DE SONIDO DE TENSIÓN Y SOPLO EN LA BOQUILLA DEL LAPICERO

ALTO RIESGO 2

PUEDE SER USADA:PARA EXPRESAR PELIGRO EN HORAS DE TRABAJO

MÉTODO:BOLSA PLÁSTICA Y EFECTO DE ALARMA

ANGUSTIA

SITUACIÓN: UNA MUJER SUBIENDO LAS ESCALERAS CON ANSIEDAD

MÉTODO: GOLPE CON UN ZAPATO SOBRE LA CAJA DE UNA GUITARRA Y EFECTOS DE LATIDO DE CORAZÓN

ANGUSTIA 2

SITUACIÓN : REACCIÓN ANTE LA NOTICIA DE UN ACCIDENTE

MÉTODO: EFECTO DE RELOJ Y SUSPIROS

DESDÉN

SITUACIÓN : UN MENDIGO TOCANDO VIOLÍN EN UNA PLAZA SIN QUE NADIE LE PRESTE ATENCIÓN

MÉTODO: EFECTO DE VIOLÍN Y PASOS EN UNA CALLE

DESDÉN 2

SITUACIÓN : EN UNA REUNIÓN UN NIÑO TOCA SU FLAUTA Y TODOS SON INDIFERENTES A ´´ÉL

MÉTODO: EFECTO DE FLAUTA Y SONIDOS DE MERCADO

 

HUMILDAD

SITUACIÓN : TRABAJO EN EL CAMPO ACOMPAÑADO DE ANIMALES

MÉTODO: SONIDO DE PIANO

HUMILDAD 2

SITUACIÓN : UNA MADRE DE FAMILIA TRABAJANDO EN LAS CALLES

MÉTODO: SONIDO DE PIANO

JÚBILO

SITUACIÓN : ENTREGA DE UN PREMIO

MÉTODO: EFECTO DE APLAUSOS

JÚBILO 2

SITUACIÓN : UNA FIESTA

MÉTODO: MÚSICA SERENATA

NEUROSIS

SITUACIÓN : UN A PERSONA DESQUICIADA

MÉTODO: EFECTO RISAS

NEUROSIS 2

SITUACIÓN : PENSAMIENTO INTERIOR DE UNA PERSONA

MÉTODO: EFECTO DE SONIDO

POMPOSIDAD

SITUACIÓN : FIESTA PATRONAL

MÉTODO: EFECTO DE SONIDO

POMPOSIDAD 2

SITUACIÓN :  FIESTA DE GALA

MÉTODO: EFECTO DE SONIDO

PERVERSIDAD

SITUACIÓN : SE ANUNCIA QUE HARÁN DAÑO A UN PERSONAJE

MÉTODO: EFECTO DE SONIDO

PERVERSIDAD 2

SITUACIÓN : SE PRETENDE ASESINAR A UN INOCENTE

MÉTODO: EFECTO DE SONIDO

PROFUNDIDAD

SITUACIÓN :  UN BARCO NAUFRAGANDO

MÉTODO: SONIDOS DEL MAR Y UNA BOTELLA CON AGUA Y PIEDRAS ADENTRO

PROFUNDIDAD 2

SITUACIÓN :  LIMPIANDO UN POSO DE AGUA

MÉTODO: EFECTOS DE SONIDO

REVELACIÓN

SITUACIÓN :  SE REVELAN LA VIDA  OCULTAS DE UN ACTOR

MÉTODO:  EFECTOS DE SONIDO

REVELACIÓN 2

SITUACIÓN :  SE ANUNCIA EL GANADOR DE UN CONCURSO

MÉTODO:  EFECTOS DE SONIDO

ENSAYO: LA RADIO, POTENTE MEDIO PARA DEMOCRATIZAR LA PALABRA

portada 2 dosier

“En la cultura incaica el transporte de comunicación era a través de los «chasquis», atletas corredores que llevaban y traían información, de ahí nuestro nombre. Lo que puede sintetizar el espíritu de la radio es la participación colectiva de la gente. La radio no es sólo un actor social que difunde comunicación sino también una organización de personas que participan”.
Chasqui Radio, Perú.

LA RADIO COMO POTENTE MEDIO DEMOCRATIZADOR DE LA PALABRA

Sin duda, podemos admitir que vivimos signados a un mundo cada vez más globalizado (no por ello civilizado), liados a la era del conocimiento. Donde la radio viene a ser el principal medio para la difusión de información, ideas, creencias, emociones, sentimientos, preservación de la memoria social, etcétera. Dentro de un espacio determinado físicamente, mas no delimitado. A través de expresiones múltiples reflejadas en las programaciones radiofónicas. Muy distinguidas entre si.

En la globalización y la digitalización la radio tiene mucho por ganar en términos técnicos, pero no debe fascinarnos ello sin entender que al mismo tiempo y completamente independiente a los medios de transmisión hay un grave problema del lenguaje en la radio que necesita incorporar talentos de inmediato de manera a evaluarnos de forma critica que es aquello que no funciona como debiera y es especial respondernos el porque. Seria bueno que desde la radio escucháramos mas a la audiencia, nos acercáramos a públicos potenciales a los que tenemos abandonado hace demasiado tiempo.

La calidad de contenido de la gran mayoría de radios en Latinoamérica y otras partes del mundo, es cuestionable cuando agregamos el término democracia, y más aún, cuando las ligamos a la libertad de expresión. Esto debido a su dominio privado y a la razón que toman sus propietarios al decidir a quienes dar la palabra (informar, opinar) No son los ciudadanos y sus necesidades, a quienes debe dirigirse la radio, los que hacen uso del canal como un medio para expresarse.

La libertad de expresión en los medios de información (prensa escrita, radio y televisión) es un engaño, no ha existido jamás ni podrá registrarse nunca. Mientras los medios sean propiedad privada, o propiedad pública controlada por un grupo ideológico, un partido, una Iglesia o un Estado, la llamada “libertad de expresión” será sólo un discurso.

La radio y la televisión son dos medios de comunicación bastante importantes cuando se habla de inmediatez de contenidos y noticias, puesto a que todo el tiempo tienen gente preparada para poder intervenir en caso de una emergencia nacional o local. Sin embargo, se han sabido de muchos casos de comunicadores que han hecho ciertos comentarios incómodos para algunas élites y mágicamente días después los programas de los que eran titulares han salidos del aire.

José Ignacio López Vigil señalaba que la democratización de las comunicaciones tiene relación directa con la propiedad de los medios. Resulta inevitable la pregunta: ¿quiénes y cuántos son dueños de la palabra y la imagen en América Latina y el Caribe? La concentración salta a la vista y a la oreja: el 85% de las emisoras de radio, el 67% de los canales de televisión y el 92% de los medios escritos pertenecen a la empresa privada. Las radios culturales y educativas apenas llegan al 7% y las televisoras instaladas con estos fines cubren el 10% del total de canales de la región.

De igual manera es importante la libertad de expresión, tanto desde la perspectiva del derecho como la del libre acceso hacia los medios de comunicación. La libertad de pensamientos, ideas y opiniones, no tienen sentido si no son difundidas, si no hay quien las escuche, así como la divulgación de noticias concernientes a los asuntos de interés públicos, que son condiciones necesarias para la formación de la opinión pública.

Resulta incuestionable que la libertad de expresión tiene una doble naturaleza: de derecho de carácter subjetivo2 y también de garantía institucional de la opinión pública libre, base misma del pluralismo político y sostén de una democracia representativa. En este punto, nos centraremos exclusivamente en la segunda. Como recoge Llamazares CAlzAdillA,”la libertad de expresión de pensamientos, ideas y opiniones, así como la difusión de las mismas y de las noticias relativas a los asuntos públicos, son premisas necesarias para la formación de la opinión pública”.

¿Por qué la radio es potencialmente democratizadora de la palabra? Cuando hacemos referencia hacia la radio como un potencial medio de comunicación que sirve para la construcción de la democracia, nos referimos a las características y cualidades necesarias con que cuenta para contribuir a la inclusión de la ciudadanía. Basándonos en las experiencias estudiadas sobre la labor e impacto de las radios comunitarias en la sociedad civil.

Esta lógica de trabajo, rescata el movimiento de radios populares que en estos tiempos se ubica en el marco de este proceso como consecuencia de su propia trayectoria y experiencia acumulada, y de su estratégica transformación “sin abandonar el sueño original: ser medios donde el pueblo tenga voz propia, ejercitando sus posibilidades y capacidades de protagonismo social” (Mata, 1993:7).

Sin duda, la radio es el medio más instrumental a la lucha por conquistar la democracia. De todos los medios masivos es el que llega a la más alta proporción de la población: 75 por ciento. Pero ese amplio acceso no es su única ventaja. Por su bajo costo y su relativa facilidad de operación, la radio tiene también la virtud de prestarse más que ningún otro medio a la participación del pueblo en su manejo. Aunque es privada y comercial en tanto como el 85 por ciento de los casos, la radio en la región no es oligopólica; está constituida, en general, por numerosas empresas más bien pequeñas. Ha sido por esto, por el ímpetu del pueblo para comunicarse y por el respaldo que le ha brindado la Iglesia Católica, que ha resultado posible la radio popular de vocación democrática en Latinoamérica. Que ella sea minoritaria – cuando más el 10 por ciento sobre un total de alrededor de 6.000 emisoras – no le quita mérito ni le niega impacto. Con clara ventaja sobre otras regiones del mundo subdesarrollado, la nuestra ha venido forjando con tesón y talento una radiodifusión del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Frente a la obsesión mercantil y la inopia gubernamental, la radio popular y educativa latinoamericana es una apuesta creativa y valerosa por el ideal democrático. El uso de la radio para la educación popular en favor de la democracia tiene ya casi medio siglo de experiencia en Latinoamérica. Comenzó prácticamente al mismo tiempo, 1947, en dos de los países de aquélla: Colombia y Bolivia. (Discurso de Luis Ramiro Beltrán Salmón) 

La característica fundamental de esas radios fue su naturaleza participativa. Los improvisados productores radiofónicos consultaban a menudo a la gente para ajustar su programación a los requerimientos de ella. Con su estrategia de “micrófono abierto” ponían a los trabajadores y a sus familias a hablar libremente de todos los temas de su interés, a hacer reclamos a las autoridades e inclusive a criticar la conducción sindical.

Son tres factores fundamentales, por lo que las radios comunitarias se instituyen en una manifestación efectiva de la democracia hecha comunicación, construida a través de la interacción con lo audiencia.

Es decir, en sus configuraciones se traza un rol sobresaliente, las características elementales que diferencian a este tipo de experiencias comunicacionales.

Primero: legitiman sus propuestas radiofónicas en la medida que las audiencias se reconocen en ellas y se hacen visibles en el mundo.

Segundo: establecen la realidad, la enriquecen con la pluralidad de situaciones de vida presentes en la identidad multicultural de nuestros países.

Tercero: representan a la ciudadanía, mediando entre ella y el poder, otorgándole a la política y a la democracia nuevos actores y nuevas formas de construir poder (Contreras, 1999:16).

Su carácter estrictamente auditivo le permitió superar la barrera del analfabetismo de los inmigrantes del campo y conectarse con las tradiciones orales populares. Géneros como el radio drama, el radio teatro, los programas de concurso y consejos, así como la continua difusión de música cercana al gusto popular, constituyeron un escenario privilegiado para la expresión y constitución de identidades individuales y colectivas, claramente no esenciales, sino resultantes de pugnas entre modos de interpelación y tipos de discursos sociales en conflicto. Ya desde esa época se puede vislumbrar a la radio como un espacio donde “se libra la lucha por el consenso, es decir donde están presentes, aunque de manera desigual las ofertas de sentido realizadas desde el poder y las demandas provenientes de los sectores subalternos”. (Mata, 1991: 3).

La radio apareció en Latinoamérica en los años veinte y para la década del cincuenta, se había convertido en un medio masivo que seducía a vastos grupos sociales. Continúa leyendo ENSAYO: LA RADIO, POTENTE MEDIO PARA DEMOCRATIZAR LA PALABRA

DEFINICIONES DE RADIO

 

Juan Carlos Villegas Elías

Locutor y Programador

Radio súper Star

Síntesis: “La radio es un ente para comunicarse y es deber de los comunicadores facilitar esa comunicación, expresando a través de los micrófonos los problemas de la realidad, con parcialidad. No tiene un fin ideológico, tampoco de cambio de mentalidad, sino de integración social”.

1

 

Elías Cabanillas Cueva

Periodista

Radio Kaliente

Síntesis: “La radio es un medio de comunicación que permite informar y acercarse a la gente, cumpliendo la función de difundir temas de la realidad”.

2.jpg

 

 

 

José suclupe García

Comunicador social

Radio Kaliente

Síntesis: “La radio informa de la realidad (noticias) y entretenimiento (programas musicales) que se transmiten por ondas de radio y llegan a la población”.

3.jpg

 

RESEÑA

El presente trabajo se realizó en la ciudad de Chiclayo y Lambayeque. Con la finalidad de recoger información y datos acerca de las distintas definiciones de radio, por parte de quienes se encuentran desempeñando sus funciones en el medio.